Cómo cuidar los flecos de tus mantas

En Euromant sabemos que en la variedad está el gusto, por ello, nos esforzamos en presentar múltiples y diferentes diseños de mantas para todos los gustos. En Euromant podrás encontrar tanto diseños clásicos como los diseños más actuales, con textura o sin ella, en colores lisos o estampados…

Aún siendo todos nuestros diseños muy distintos, queríamos que todas nuestras mantas tuvieran un detalle en común que las caracterizara, los flecos.

Confeccionados de forma artesanal, los flecos dan elegancia y estilo a nuestras mantas. Sin duda alguna, una manta con flecos siempre viste más y es más favorecedora, puesto que los flecos hacen que la manta luzca mucho más decorativa.

Aunque en un principio no caigamos en cuenta, es importante que no descuidemos los flecos de nuestras mantas, ya que con el paso del tiempo pueden enredarse y con las constantes manipulaciones pueden incluso romperse si no los cuidamos como es debido. Para evitar esto, cuando veamos un nudo en nuestra manta, debemos desenredarlo siempre que esté seco y con mucho cuidado. Pero si se trata de nudos rebeldes, os aconsejamos darle un tratamiento especial. Para ello, podemos aplicar suavizante para ropa o acondicionador para cabello, siempre en pequeñas cantidades, y dejar los flecos en remojo un buen rato. Con la ayuda de un peine de púas anchas podrás desenredar los nudos con gran facilidad. Para finalizar dale un aclarado y tiende la manta al aire libre.

Recuerda realizar este sencillo tratamiento con cierta frecuencia para evitar los enredos, ya que una manta con los flecos enredados o rotos luce muy descuidada. Verás que tus mantas lucirán impecables como el primer día.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *