La manta de viaje, imprescindible en tu maleta

Comienza la temporada de vacaciones, y son muchos los destinos a elegir. Dentro de los lugares preferidos están las grandes capitales del mundo: Londres, Nueva York, París… Y dentro del equipaje no puede faltar un imprescindible: la manta de viaje.

Preparar la maleta siempre es un momento de ilusión; pensamos en los nuevos lugares que conoceremos, las actividades que realizaremos… Pero se nos suele olvidar nuestra propia comodidad y los imprevistos que puedan surgir. Por eso la manta de viaje siempre debe tener un hueco en nuestra maleta.

Durante el trayecto pueden surgir mil situaciones. Esperar horas en el aeropuerto por cancelaciones de último minuto, atascos en las carreteras, aires acondicionados demasiado fuerte en el avión o en el tren… Si te ves en alguna de estas situaciones, estamos seguros de que te sentirás agradecido de haber traído tu manta de viaje contigo.

Una vez en el destino, tu manta de viaje también será imprescindible. No importa si te hospedas en un hotel o en casa de amigos o familiares, siempre tendrás la tranquilidad de usar tu propia manta, limpia y confortable que te hará sentir como en tu propia casa.

Durante el viaje también surgen planes dónde debes llevar tu manta de viaje. Una opción muy divertida y económica es realizar picnics en el nuevo destino. Recuerda que en lugares como Nueva York o París, no pueden faltar los picnics en el Central Park o enfrente de la Torre Eiffel.

Y aunque miremos las predicciones del tiempo antes de salir, lo cierto es que no son totalmente exactas y por mucho que planeemos nuestro viaje, siempre surgen imprevistos. Nunca conocemos al 100% el clima de un lugar nuevo y por eso, siempre es mejor contar con una manta de viaje en cualquier lugar.

Así que recuerda llevar tu manta de viaje siempre contigo, verás que nunca sobrará en el equipaje y que te será útil vayas dónde vayas.

Mantas de viaje, imprescindibles al aire libre

Con la llegada de la primavera apetece más que nunca los planes al aire libre. Es el momento perfecto para celebrar barbacoas, cumpleaños o simplemente salir de picnic con nuestra familia y amigos. Y en todos estos divertidos momentos las mantas de viaje se convierten simplemente en imprescindibles.

La primavera es sinónimo de buen tiempo, pero también de tiempo inestable, y las temperaturas suben y bajan a lo largo del día. Por eso, para disfrutar de los picnics, las mantas son necesarias, tanto para no mancharnos con el césped, como para protegernos de la humedad del suelo.

Siempre es buena idea contar con varias mantas cuando vamos al campo, pues el viento en esta época del año suele ser traicionero.

Y no solo en el campo se organizan planes al aire libre. En las ciudades cada vez está más de moda celebrar fiestas en los grandes parques. Las mantas de viaje son perfectas para estas ocasiones y si nuestras mantas son de colores alegres mejor que mejor. La colección de mantas Basics Acids con sus colores frescos y vibrantes son ideales para disfrutar de cualquier celebración al aire libre.

Lo mismo ocurre con los eventos infantiles, qué mejor idea que celebrar cumpleaños y baby showers al aire libre. Asimismo, cada vez más son las mamás con bebés que organizan encuentros en parques y jardines. Cubrir el suelo con mantas es la solución perfecta para que los bebés jueguen e interactuen entre ellos con total seguridad. La colección Baby Zen está diseñada especialmente para cubrir y proteger a los bebés y está disponible en diferentes colores pastel. Y las summer plaids de la colección Ocean son perfectas para estos momentos.

En Euromant, estamos seguros de que encontrarás las mantas de viaje perfectas para celebrar y disfrutar del aire libre.

Mantas para bebés

Para los padres no hay nada más importante que el bienestar de sus hijos. Esa sensación acogedora y cálida de protección, es la que transmite las mantas para bebé de Euromant.

¿Por qué es imprescindible contar con varias mantas para bebé?

Los bebés son muy delicados y deben estar siempre protegidos, ya que un cambio de temperatura o una simple corriente de aire ponen en riesgo su salud. Por eso vayamos donde vayamos,debemos llevar una manta para bebé. También nos salvará de más de un apuro durante la lactancia materna, pues si no estamos en casa necesitaremos una manta para poder cubrirnos con toda comodidad. No nos podemos olvidar de llevar siempre una mantita de repuesto, ya que es muy frecuente que el bebé pueda mancharla en cualquier momento.

Por tanto, debemos escoger una manta para bebé de la mejor calidad. La suavidad y el tamaño son aspectos decisivos a la hora de escoger una manta para bebé. La piel de los niños es sumamente delicada, por lo que debemos escoger materiales hipoalergénicos y que no vayan a producirle ningún picor o incomodidad.

El tamaño de la manta también es importante para poder arroparlo con la mayor comodidad. Una manta demasiado grande implicaría demasiados pliegues e incluso quedaría colgando parte de la manta, lo que luego da lugar a enredos e incomodidades.

Las mantas para bebés deben ser de la mejor calidad posible, tengamos en cuenta que las lavaremos con más frecuencia que cualquier otro tipo de manta que tengamos en casa. Por ello, una manta de buena calidad se mantendrá como el primer día, es decir, que nunca se encogerá con los lavados, ni perderá su auténtica suavidad ni presentará colores desgastados.

En Euromant sabemos que la calidad es lo más importante, por eso te invitamos a probar la colección de mantas para bebé Baby Zen, elaborada con materiales de primera calidad y con un elegante diseño, está disponible en diferentes colores para que puedas elegir la mejor manta para proteger a tu bebé.